Cómo elegir la apertura de la mampara de tu baño

El cuarto de baño, ese lugar en el que las duchas relajantes son el mejor momento del día, aunque a veces, la rutina y el ritmo frenético hacen que se conviertan en un punto más de la lista de tareas, por ello, en la elección de nuestras duchas como elemento que forma parte de nuestro baño, no solo buscamos diseño y comodidad, sino que también queremos que sean prácticas y duraderas. Para ello debemos fijarnos en la apertura de la mampara.

Para conseguir que nuestra ducha sea lo más práctica posible, debemos fijarnos en la apertura de la mampara. Un detalle que determinará al 100% la facilidad de su uso.

No hay una elección única, en cada hogar la situación es diferente, por lo que las personas que vivan allí necesitaran una u otra apertura en la mampara de ducha.

A la hora de elegir una mampara, puedes optar por modelos estándar o por mamparas hechas a medida

Tipos de apertura de la mampara de ducha

¿Qué tipo de apertura de mampara de ducha se adapta mejor a las necesidades de cada casa o negocio?

  • Mamparas de hoja fija
  • Mampara corredera
  • Mampara plegable
  • Mampara abatible

Mampara de hoja fija

Las mamparas fijas se instalan en la pared donde se sitúa la grifería, evitando que el agua se filtre al exterior y se moje el suelo del baño. Una solución fácil y  muy estética.

Mampara Fija

Mampara corredera

Es un sistema muy utilizado ya que permite ahorrar mucho espacio, a la vez que cubre todo el plato de ducha (da igual que sea cuadrado, semicircular o frontal). Es idóneo para cuartos de baños pequeños, es decir, cuando necesitamos una apertura mediana pero el plato de la ducha no es muy grande.

Hay infinidad de combinaciones: 1 puerta corredera + 1 fijo / 1 puerta corredera +2 fijos / 2 puertas correderas + 2 fijos…

mampara corredera

Mampara batiente

La entrada a este tipo de mamparas es más grande que en las correderas al ganar espacio alrededor del plato, pero necesitan más espacio, por ello son utilizadas en baños más grandes.

Las personas que eligen este tipo de mamparas son aquellas que quieren un diseño sin perfiles y por una facilidad en la limpieza importante. Son usadas también por personas con problemas de movilidad a la hora del baño.

mampara batiente

Mampara batiente con dos puertas

Dos puertas batientes, una superior y otra inferior con una apertura de 180°. Este modelo es perfecto para personas que necesitan ayuda a la hora de la ducha. La puerta batiente inferior puede quedarse cerrada para impedir que salga, mientras la superior permanece abierta para que la persona de fuera pueda ayudar a la de que se encuentra en el interior de la ducha.

mampara batiente doble

Mampara plegable

Es idóneo para huecos pequeños en los que se quiera conseguir una apertura grande. Como la mampara se pliega, la entrada es amplia.

No es tan recomendable para personas mayores, aunque se fabrican modelos en los que las puertas se pliegan a ambos lados.

mampara plegable

Mampara solapada

Tal y como especifica su propio nombre, en las mamparas de este tipo las puertas quedan solapadas ahorrando espacio en la ducha.

mampara solapada

Ya conoces todos los tipos de mamparas de baño según su apertura, ahora la pregunta es:

¿Cuál es la apertura de mampara que más se adapta a tus necesidades?

Spazia. Especialistas en el diseño y fabricación de mamparas a medida y standard.